31 luglio 2009

Italia: protesta dimplomática por abusos en Playa del Carmen

El presente articulo fue publicado en el semanario mexicano Proceso, el día 31 de julio de 2009.
______________

"Me siento como si hubiera sido secuestrado... El hecho de tenerte encerrado, incomunicado, no saber qué hora es, no saber lo que está pasando, que nadie sepa de ti...", dice Margarito Torralva, ciudadano mexicano trabajador de la embajada de Italia en México.
En la madrugada del pasado 20 de julio Torralva fue detenido por una patrulla de la Policía Municipal en la localidad de Playa del Carmen, en el estado de Quintana Roo, en donde se encontraba por cuestiones de trabajo.
Torralva, quien fue multado por "faltas a la moral" por las autoridades locales, denunció ese mismo día que fue detenido con exceso de fuerza, golpeado en las celdas a las que lo llevaron y finalmente despojado de sus pertenencias por las propias autoridades.
El caso no resulta ser una excepción en la localidad. El 3 de marzo de 2007 el ciudadano italiano Simone Renda fue encontrado muerto en una celda de Playa del Carmen tras ser detenido en circunstancias similares a las de Torralva. Sin embargo, la muerte de Renda nunca se aclaró y los responsables gozan de impunidad.
Carlo Campanile, consejero político de la embajada de Italia en México, dice que esta representación diplomática envió una "nota verbal" de protesta a la Secretaría de Relaciones Exteriores para pedir que se investigue el caso de Torralva y que, de ser necesario, "se emita una nota a las agencias de viaje italianas" para señalar el peligro que existe en la localidad turística de la Riviera Maya.

Detenido e incomunicado

Torralva fue liberado por las autoridades del municipio de Solidaridad alrededor de las 13:30 horas del 20 de julio. Se dirigió inmediatamente a las oficinas del cónsul honorario de Italia en Playa del Carmen, Andrea Sabbia, quien lo esperaba, junto con otros colegas, desde las 9 de esa mañana. Inmediatamente, el cónsul le pidió que rindiera una declaración firmada de lo acontecido.
En el documento, con sello del consulado honorario de la localidad turística, se pueden leer los detalles de la detención:
"El domingo 19 de julio salí a las 11 de la noche para dirigirme al bar Pura Vida, ubicado en la calle 12, entre avenida 5 y 10, a una cuadra de mi hotel. Salí a la 1:30 de la madrugada del bar y mientras caminaba sobre av. 10 hacia mi hotel, de repente se detuvo una camioneta de la policía del municipio de Solidaridad, de la cual bajaron tres personas que yo identifiqué como agentes.
"Sin darme la oportunidad de preguntar qué estaba pasando, me esposaron y uno de ellos me subió a la patrulla, obligándome a quedarme en el piso de los asientos traseros."
Entrevistado por este reportero, Torralva añade que mientras estaba boca abajo en la camioneta intentó incorporarse pero los agentes lo "apretaron más hacia el piso", presumiblemente "con una rodilla en el cuello". "Me dijeron 'no te muevas, cabrón'."
Más adelante, señala: "Me identifiqué como personal de la embajada de Italia, proporcionando nombre y apellido, y que estaba hospedado en el hotel donde tiene su sede la agencia consular". Sin embargo, explica Torralva, "nunca me hicieron caso".
Mientras lo transportaban hacia la comisaría, "los oficiales me revisaron los bolsillos y de ahí me retiraron dinero en efectivo por la cantidad de 2 mil 800 pesos, los cuales me fueron entregados como viáticos del viaje".
Además, denuncia Torralva, "me retiraron un celular marca Samsung Slim, un celular personal, un celular HTC Spy y otro marca Nokia", este último, "el celular de servicio de la Oficina Cultural de la Embajada de Italia en México".
Torralva dice que lo metieron a una celda con otras 25 o 30 personas. "Al llegar a la celda uno de los oficiales me golpeó a puñetazos en mi costado", explica. Como la celda en la que se encontraba estaba abierta, "me salí para acercarme al custodio y pedirle que me dejara hablar con el agente consular. Me contestó groserías, que no estuviera yo 'chingando' y en ese momento dos de los internos me regresaron a la celda misma con golpes múltiples en todo el cuerpo".
Añade: "Varias veces me golpearon las piernas utilizando un palo de madera que tenían en la celda". Según el testimonio, el custodio agregó: "porque te lo ganaste".
Tras pasar toda la noche despierto, en la mañana siguiente "llegó alguien del Ministerio Público que no se identificó".
Torralva explica: "Me acusaron de haber tenido grado 3 de alcohol, luego me dijeron que opuse resistencia, luego que andaba con el pantalón a la mitad y finalmente que estaba caminando en calzones..." Él, sin embargo, recuerda que bebió "solamente un vodka de 55 pesos y otros tres de 60 pesos".
Ya ante el Ministerio Público, Torralva pidió que se le dejara pagar la multa. Explica: "Fue ahí cuando me enteré que me habían quitado mi dinero, pues el MP me dijo que en mi cartera sólo tenía 182 pesos, que eso era lo único que los policías habían entregado."
Para "salir de la cárcel" con el propósito de conseguir el dinero para la multa, Torralva le prometió 300 pesos al custodio. "Estaba desesperado, ya no podía", admite. Cuenta que se tardaron como dos horas para decidir. "Finalmente el custodio me acompañó hasta el hotel en taxi. De ahí, con el coche de servicio de la embajada fui a sacar dinero a un cajero automático", agrega.
"El custodio me acompañó esperándome en el auto todo ese tiempo. Le di a él, en efectivo, los 300 pesos que le había prometido y regresamos juntos a la cárcel, donde realicé el pago de la multa por la cantidad de mil 39 pesos".
Fue entonces que lo liberaron y pudo reportarse con el agente consular.
El documento con el que Torralva denuncia los hechos a la embajada italiana concluye con una nota: "Durante toda la mañana mis colegas me estuvieron buscando con repetidas llamadas a mis celulares y, viendo que no contestaba, se comunicaron con el servicio 066 de emergencia.
"A las 12.57 del día, el señor Martín Oliva del servicio 066 devolvió la llamada y se comunicó con el celular de servicio de la Oficina Cultural de la Embajada de Italia en Playa del Carmen para informar que en su base de datos no resultaba ningún Margarito Torralva detenido ni hospitalizado."
Torralva confirma lo escrito en el documento y añade: "Te sientes como si estuvieras secuestrado (...) Estaba esperando que mis colegas fueran por mi, pero nadie llegaba, pues nadie sabía."

Protesta diplomática

Consultado telefónicamente, el consejero político de la embajada de Italia en México, Carlo Campanile, afirma: "Nuestra institución pondrá la máxima atención al caso de Margarito". Explica que en la tarde del viernes 24 de julio "fue enviada la que se llama una 'nota verbal' a la Secretaría de Relaciones Exteriores para pedir una aclaración de los hechos y el castigo de los eventuales culpables".
Señala que en la nota diplomática "se hace clara referencia al caso aún abierto de la muerte de Simone Renda", hoy objeto de una requisitoria internacional emitida por la Procuraduría General de la República italiana.
Campanile dice que para este caso, "la justicia italiana tomó papel en el asunto y giró una orden de comparecencia para cuatro de los implicados".
Refiere que la nota menciona también que "cinco días antes de la detención de Torralva, otro italiano sufrió el mismo evento", aunque, explica el funcionario, éste "no presentó denuncia formal ante la autoridad".
Torralva, quien conoció en parte este otro caso, confirma que "es ciudadano italiano y es residente en esa localidad". Y añade: "Tengo entendido que precisamente por ser residente en Playa no interpuso demanda, pues al parecer fue amenazado."
Para el caso de Torralva, sigue Campanile, "siendo nuestro empleado, tomamos las medidas a nuestro alcance: la nota verbal frente a la Secretaría de Relaciones Exteriores, por ejemplo", de la cual espera pronta respuesta.
Además, explica el funcionario, "podríamos tomar otras medidas. El gobierno italiano nos ha preguntado si tiene que emitir una alerta de peligrosidad dirigida a las agencias turísticas italianas que gestionan localidades como Playa del Carmen".
Aclara: "Hasta ahora no emitimos ningún comunicado al respecto, pero es una medida que está a nuestro alcance". Según el diplomático italiano, "una medida de este tipo sería muy importante", pues cálculos de la misma embajada italiana en México, en Playa del Carmen, además de vivir cerca de 10 mil italianos, cada año llegan decenas de miles de turistas desde Italia.
El documento firmado por Torralva señala: "Todavía consternado por lo ocurrido, lo único que me queda es pedir a las autoridades italianas para las cuales trabajo que hagan todo lo que está en su posibilidad para que hechos tan despreciables nunca más vuelvan a suceder".
Torralva recuerda lo que probó tras ser puesto en libertad: "El Cónsul me atendió de la forma más atenta y me pidió que me quedara, que fuera con un médico para que me revisaran". Sin embargo Torralva admite: "La verdad quise escaparme de ahí. Me agarró el pánico. El lunes en la tarde veía las patrullas pasar en la calle y los agentes se volteaban a mirar al coche de servicio, lo reconocían. Me asusté."
Entonces subió al automóvil de servicio de la Embajada con placas diplomáticas SRE-D15, mismo con el cual había viajado a la localidad turística, y se fue. Primero, "hasta Tulúa, donde paré en un cajero en la carretera a sacar algo de dinero y luego me fui corriendo. No paré hasta llegar en Campeche. Luego me paré en Orizaba, que conozco, y fui al hospital, a urgencias. Por suerte, no me encontraron nada roto".
Ya en el Distrito Federal, Torralva dice que se siente "protegido". Es, afirma, "la ciudad más segura para mí ahora". Comenta que no le interesan por las cosas que le quitaron, "pero sí que se haga justicia".
Apunta: "No pido cárcel, pero que sean castigados tanto los policías como los custodios; que sean destituidos, pues no puede ser que tengan personal así. Esa no es seguridad pública, es más bien 'inseguridad pública'.
"¿Qué seguridad le están dando a los turistas que llegan a Playa del Carmen?", concluye.

19 luglio 2009

Asilo político y visas

El presente artículo fue publicado en el periodico mexicano La Jornada el día 17 de julio de 2009
___________
En 2006, según los informes del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), 4mil 913 mexicanos pidieron asilo político o refugio a la Oficina de Inmigración y Refugio canadiense (Office of Immigration and Refugee, IRB). Este dato, colocaba en ese año a los mexicanos como el primer grupo nacional en pedir protección al gobierno canadiense.

Esa cifra representaba el 21% del total de peticiones que el gobierno de Ottawa recibió ese año y, además, representaba el 73% de las demandas de protección realizadas por mexicanos en el mundo (la mayoría de las restantes al gobierno de Estados Unidos). El dato, sin embargo, va aún más allá y revela que los mexicanos en 2006 eran el onceavo grupo nacional en pedir protección en el extranjeros a nivel mundial, detrás de iraquíes, chinos, rusos, iraníes, somalíes, pero delante de los colombianos (que se colocaban en el lugar 15 de clasifica mundial de la trágica carrera “ayúdenme, porque mi gobierno no lo hace”).
La reciente decisión del gobierno canadiense de imponer visa a los visitantes mexicanos a su país, con el argumento de que los mexicanos estaríamos “exagerando” en el utilizar el status de refugiado, habla claro de la visión que el gobierno canadiense está ofreciendo de los mexicanos: “ustedes están haciendo trampa”, por decirla con palabras suaves.

Esta visión, muy propia de los gobiernos del norte, es desgraciadamente común. Porque si bien es cierto que se han registrado casos - no pocos - de abuso de este instituto jurídico internacional que han levantado tanto protestas, como advertencias y discusiones entre los gobiernos; que han provocado discusiones sobre todo entre los afectados directos, es decir los migrantes, que en foros o espacios públicos señalan la existencia “de organizaciones criminales dedicadas al tráfico de seudo-refugiados”, mismas que - dicho sea de paso - involucrarían a funcionarios de ambos gobiernos; si bien es cierto todo lo anterior, el argumento sigue siendo una peligrosa arma en las manos de los gobiernos tentados por el deseo de cerrar sus propias fronteras.

Es este definitivamente un tema sumamente delicado. El peligro concreto es que ahora - como ya está sucediendo en las fronteras europeas, por ejemplo - los cientos de mexicanos que quisiéramos pedir refugio en Canadá ya no lo podemos hacer de la forma en que se debería, ya que para pedir dicha protección la persona interesada tiene que pisar territorio canadiense. ¿Qué sucederá, ahora? ¿Estaremos obligados todos a recorrer a las vías ilegales - y sumamente peligrosas - para llegar a Canadá? Quizás así será. Porque por desgracia, aunque esto no se menciona, en Canadá refugiados mexicanos existen.

Y tienen todo el derecho a la protección que se les otorga. Es el caso de Raúl Gatica Bautista, fundador y dirigente del Consejo Indígena Popular de Oaxaca Ricardo Flores Magón (CIPO-RFM), que desde 2004 tiene el status de asilo político en Vancouver, tras ser perseguido por las últimas tres administraciones estatales en Oaxaca.

Es el caso también de decenas de estudiantes del extinto CGH, que tras el desalojo del 6 de febrero, prefirieron la protección de Ottawa a los riesgos de una vida como ex-huelguista. O es el caso de decenas de ciudadanos mexicanos a los cuales el IRB les reconoció la situación de persecución por su preferencia sexual. Y quién sabe cuántos casos más.

Por el otro lado, es también cierto que muchos mexicanos - y me consta, pues fui a Canadá en algunas ocasiones - aprovechan las ventajas del proceso de otorgamiento del refugio para pasar meses, en ocasiones años, a expensas del gobierno canadiense.

Ya que el proceso de petición se demora un tiempo, ya que mientras el gobierno anfitrión tiene que solventar los gastos de quienes pusieron petición, no es difícil sobrevivir. ¿Es pero esta una buena razón para cerrar las puertas a todos? Un buen gobierno - y en el caso canadiense además con una amplia tradición de acogida de los perseguidos de todo el mundo - debería privilegiar a los menos protegidos.

En este caso, otorgar el beneficio de la duda y sí, revisar caso por caso, uno a uno, aunque las oficinas y el personal no alcancen para tantas demandas.

He aquí al problema de fondo de toda la cuestión. El chovinismo y el llamado patrio en estos casos no sirven, no aplican. Sirve para quienes buscan a un enemigo externo - otro más - para que nos olvidemos de las responsabilidades de cada quien.

Lo que sirve, al contrario, es una seria reflexión en torno al status de refugiado y del asilo político, hoy, cada vez más, puesto en entredicho por la realidad del mundo en que vivimos. Una reflexión obligada para la comunidad internacional - la misma que instituyó el status del asilo político hace casi 60 años - que tendría que ampliar al concepto mismo del refugio.

Quizás solamente así, reconociendo por ejemplo que el derecho al refugio no es solamente para los perseguidos políticos, sino también para los que son perseguidos por el hambre, por la pobreza, por las guerras, por las injusticias, por la violencia, por la corrupción, por las epidemias, por el racismo, por la discriminación, por ser diferentes, por pensar distinto, por luchar o simplemente son perseguidos por el deseo de una vida más digna y justa, tendríamos muchos menos casos “falsos”.

17 luglio 2009

Radio Francia Internacional: una larga huelga

El presente articulo fue publicado en el semanario mexicano Proceso, el día 17 de julio de 2009.
______________

Desde el pasado 11 de mayo, los trabajadores de Radio Francia Internacional (RFI), la emisora radiofónica pública de origen francés que transmite también en otros 19 idiomas a todo el mundo, están en huelga
"Es la huelga más larga realizada por una emisora francesa", explica Braulio Moro, redactor mexicano del servicio en castellano de RFI, quien explica las razones de la protesta: "El plan social que está promoviendo la dirección de RFI, y que no es otra cosa que un plan de despido de 206 trabajadores, alrededor de 20% del total".
Puntualiza: "La mitad deberían ser técnicos, la otra mitad periodistas".
En entrevista con Apro, Moro explica que "la nueva dirección de RFI ha planteado un llamado plan social económico, que en realidad es un plan de ajuste de plantilla laboral de la empresa pública (…) Las razones de este plan, según la dirección, son de origen económico, es decir, habría un importante déficit en el presupuesto de la radio (…) Además, el plan respondería a la necesidad de reorganizar y modernizar el funcionamiento de la radio misma".
Moro --también doctor en economía, quien se tituló en la prestigiosa universidad francesa de Angers-- afirma que si bien el déficit existe, "es absurdo el plan, pues RFI es actualmente considerada la tercera radio más importante al mundo, después de la cadena inglesa BBC y de la transmisora estadunidense Voice of América".
Abunda: "Según encuestas de audiencia de 2007, tenemos a más de 46 millones de oyentes en el mundo". Por todo lo anterior, continúa, "consideramos que bajo las actuales condiciones el plan no se justifica".
Sin embargo, después de dos meses de huelga, "aún no se vislumbra una solución, pues la dirección de RFI no ha querido sentarse a dialogar".
El plan social propuesto por la dirección de RFI, integrada por el presidente-director, Alain de Pouzilhac, y la directora general, Christine Ockrent, quienes asumieron el cargo el pasado 1 de julio de 2008, "prevé la cancelación de 206 puestos de trabajo, mitad técnicos y mitad periodistas", explica Moro. Además, "el plan tiene previsto suprimir algunas de las redacciones en lengua extranjera".

Cultura del déficit

Moro comenta que "existe el servicio radiofónico en francés que transmite a países francófonos, en África por ejemplo. Luego existen otras 19 redacciones que transmiten en otros tantos idiomas". Según él, "entre las seis lenguas que se quieren suprimir destacan el alemán, el turco y el serbocroata".
Afirma: "Es extraño que quieran justamente suprimir estos idiomas, justamente ahora que la presidencia francesa de Nicolás Sarkozy está promoviendo la alianza franco-alemán cual eje regidor de la política de la Unión Europea (UE). ¿Qué decir del idioma turco? ¿Justo ahora que la expansión a Oriente de la UE pasa por Turquía?".
A cambio, la dirección de RFI estaría apoyando otras hipótesis editoriales: "Según ellos, las prioridades estratégicas residen en otros idiomas: el chino, por ejemplo, así como algunas lenguas africanas, el inglés y el árabe". Y "aunque la redacción que prepara los programas en castellano va a sobrevivir al plan social, pues transmite en toda América Latina", Moro advierte que "nuestra redacción va a ser igualmente afectada: de 35 personas que somos, se prevé el recorte de 11 puestos de trabajo".
En relación con la huelga que estalló el pasado 11 de mayo, Moro cuenta que la empresa "ha argumentado también la existencia de una 'cultura del déficit' con la que el plan quiere acabar". Según los datos que la misma dirección de RFI proporcionó, la deuda actualmente ascendería a más de 11 millones de euros.
El redactor mexicano apunta: "Nosotros afirmamos que no es culpa de los sindicatos ni de los trabajadores la existencia de este déficit".
Y explica: "En las anteriores administraciones hubo gastos no justificados". Este fenómeno, según Moro, explicaría en parte un déficit de tal tamaño.
"Además –añade--, con un déficit así y con una crisis económica de estas dimensiones, el presidente y la directora de RFI siguen cobrando un sueldo de más de 310 mil euros anuales, lo que ni la canciller alemana, Angela Merkel, ni el primer ministro británico, Gordon Brown, ganan".
En estas condiciones, sigue el redactor de RFI, "no se puede hablar de 'cultura del déficit'".
Llama la atención sobre un hecho: "De llevarse a cabo el plan, sería el primer caso en el que el gobierno (francés) despida gente de una empresa pública (…) y ello sería muy contradictorio con las declaraciones del presidente francés cuando en la reunión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), del pasado 19 de junio, dijo que 'hay que preservar al empleo en esta crisis, comenzando por las empresas públicas'".

La huelga

Al presentarse el plan social, los sindicatos existentes en RFI protestaron y plantearon algunas opciones. "Propusimos que en lugar de despidos, se organizara un plan de retiro voluntario", cuenta Moro.
Comenta que "existe otra cadena de televisión, France Television, que ha también planteado la posibilidad de una reestructuración interna, es decir un programa de ajuste para 900 personas".
El plan sin embargo es distinto:
"En esa empresa se propone un plan de retiro voluntario, mismo que para quienes acepten, ofrece la posibilidad de retirarse hasta 2012. Ese, para nosotros, sería un buen modelo a seguir".
Sin embargo, "a pesar de una larga serie de reuniones y negociaciones con la dirección de RFI, tuvimos solamente rechazos".
Así, "la Intersindical (los cuatro sindicatos de la empresa, FO-CGT-SNRT-CGT, por sus siglas en francés) decidió estallar la huelga el 11 de mayo pasado, misma que, después de dos meses de subsistir, se ha vuelto la más larga en la historia de las emisoras públicas en el país".
La huelga, describe, está sostenida por el personal técnico de la empresa, "es decir, son ellos quienes concretamente están en huelga, pues son los que pueden cortar la señal o rehusarse a trabajar en los controles".
Los periodistas, que formalmente no se declararon en huelga, "apoyamos la protesta de los trabajadores técnicos a través de un fondo de solidaridad que hemos instituido inmediatamente". Y sigue: "Yo voy a trabajar todos los días, aunque sé que mi trabajo no saldrá al aire".
Añade: "Este sistema es muy francés (…) Por esta razón la dirección argumenta que los huelguistas serían una minoría, lo cual no es cierto. La verdad es que solamente de esta manera la huelga ha podido sobrevivir tanto tiempo".
Entre las acciones realizadas para "otorgar visibilidad a la protesta", cuenta Moro que "hicimos una transmisión al aire desde la plaza frente a la alcaldía de París, con invitados de todo tipo: periodistas, personalidades de la cultura y del espectáculo, así como gente común".
Además, narra, "redactamos primero una carta en la que personalidades de distintos países piden a RFI no cerrar las redacciones en los idiomas correspondientes".
Precisa: "Por ejemplo, quieren cerrar la redacción en polaco, y entonces el director Roman Polanski tomó posición". Otra carta fue enviada al periódico francés Liberation. En ella, cuenta Moro, "se le exigía al gobierno francés que reconsiderara la situación para no sacrificar el porvenir de RFI".
La carta, publicada también en la página de Internet de la protesta, ha sido firmada por distintas personalidades, como fueron exprimeros ministros franceses, embajadores, artistas e intelectuales, "entre los que podemos mencionar: Elena Poniatowska, Adolfo Pérez Esquivel, Manu Chao, Luis Sepúlveda, Ignacio Ramonet, Danielle Mitterrand, Yvon Le Bot, Alain Touraine, Isabel Allende y muchos más".
Además de estas acciones, explica Moro, "hemos pedido que, según la normativa francesa, se instale un mediador entre las partes, pero no hemos recibido respuesta".
A las razones concretas de la protesta, según Moro, hay que añadir algunas consideraciones, "comenzando por el hecho cuando menos curioso de que la actual directora general, Christine Ockrent, es la pareja del ministro de Exterior del gobierno francés".
Considera que "es una situación particular que la pareja del canciller se ocupe de la radio pública de transmisión hacia el exterior".
Explica que "hasta ahora la radio, en la redacción donde yo trabajo, ha podido mantener cierta autonomía editorial". El peligro, opina, "es que esta independencia, que es una condición indispensable para ejercer un periodismo de calidad, se vea afectada por intereses distintos".
Moro dice que "gracias a algunas particularidades de la ley laboral francesa, pudimos 'suspender' la huelga el pasado 10 de julio, por la temporada vacacional".
Aclara que "esto no significa que la huelga se haya levantado: por el contrario, en septiembre próximo está ya citada una asamblea sindical en la que se decidirá como seguirá la protesta en contra del plan social de RFI.

12 luglio 2009

Luciano Valentinotti, un partisano en México

El presente artículo fue publicado en el periodico mexicano La Jornada el día 12 de julio de 2009
___________

Su rostro está marcado por el tiempo. Lo atraviesan surcos en la frente. Son las huellas del tiempo pasado, a sus ochenta años, entre la vida que le tocó y la felicidad de haberla vivida con intensidad. Así es, y sus ojos pintados de azul intenso, como el cielo del verano en el que nació, por abajo de sus espesas cejas, clavan la mirada en el interlocutor con singular y penetrante intensidad. “Miro a los demás y trato de revelar la sinceridad del otro”, afirma. Él es Luciano Valentinotti.

Bromea y juega mientras platicamos de su vida. No tiene otra forma de estar en medio de la gente, no puede mostrar tristeza, cansancio o desencanto. Aunque las razones para ello sobrarían. Nacido en la ciudad de Fiume el 9 de julio de 1929, Valentinotti acaba de cumplir, el 6 de enero pasado, cuarenta y tres años de haber llegado a tierra mexicana. “Llegué por un amigo mexicano que conocí en la carrera de escenografía en la Academia de Brera”, explica. Al concluir la carrera en la prestigiada Academia de las Bellas Artes en Milán en 1952, en la que tuvo como maestros a Marino Marini, Aldo Carpi y otros importantes “maestros de arte mas también de vida”, Luciano se encuentra trabajando como maestro de Historia del arte en algunas escuelas preparatorias hasta el día en el que el gobierno, en el contexto de una “depuración política”, le quita el puesto. Terminará trabajando en una agencia de publicidad. Sin esconder cierto orgullo, explica que en una ocasión tuvo una plática con el dueño de la agencia acerca de política. Al declarar su filiación, “al dueño se le cayó la pluma y yo, al día siguiente, ya estaba buscando otro trabajo”. Y así los años siguieron hasta 1960, año en el cual contrae matrimonio con su actual compañera, Mara. Son años difíciles aquellos. La situación política en Italia no permite ser lo que uno quiere ser. A pesar de conseguir trabajo como publicitario para la prestigiada marca automovilística Alfa Romeo, la situación se viene abajo cuando Valentinotti descubre que su pasado y sus creencias siguen teniendo un peso ineludible en la búsqueda de la tranquilidad económica. Y así, el 6 de enero de 1966 decide subirse a un avión dirigido a México. “Vente, Luciano”, le decía su amigo mexicano conocido durante los estudios. “Me recibió al aeropuerto de Ciudad de México con todo y mariachi”, cuenta no sin nostalgia. Poco menos de un año después lo alcanzaba Mara, su esposa, desde aquel entonces su colega, su administradora, su amiga, su compañera, su más firme aficionada.

“Soy de izquierda, le dije al dueño de la agencia publicitaria, y me despidieron”, cuenta Luciano. Una filiación política delicada, por no decir difícil, en esos años en los que el país, Italia, trataba de reponerse de la guerra a la cual los había llevado el régimen fascista. Una guerra que había acabado como tenía que acabar, es decir, con la derrota del régimen de Mussolini y con el establecimiento de la República el 2 de junio de 1946, preferida en un referéndum popular a la monarquía, culpable de haber permitido la dictadura fascista. Es importante subrayar que la conquista del régimen republicano y, por ende, de la Constitución democrática de 1948, no se dio por el repentino despertar de la sociedad italiana, sino por el esfuerzo y el sacrificio de miles que se empeñaron en liberar al país del régimen fascista y de la ocupación nazi de los últimos años de guerra. Una historia que marca un punto de partida nuevo en la historia italiana. También en la de Luciano Valentinotti.

“Soy italiano, aunque me sienta más de Fiume”, reivindica el hoy miembro activo de la comunidad italiana en México. En su pasaporte aparece la ciudad de nacimiento pero no la nacionalidad. La ausencia del país de pertenencia se explica a la luz de los eventos que involucraron a la hoy ciudad croata y a sus habitantes. Situada en una región, la Istria , históricamente bajo la influencia eslava pero con una fuerte presencia italiana, la ciudad de Rijeka (el nombre croata de Fiume) pasó de ser un puerto cualquiera de la costa de la Dalmacia a ser un importante centro cultural, político y productivo italiano cuando el gobierno de Roma, gracias también a la “conquista” realizada por el excéntrico poeta Gabriele D'Annunzio, la obtuvo como resultado de los tratados de paz de París a finales de la primera guerra mundial. Al llegar el régimen de Mussolini a la italianizada Fiume, la ciudad sufre importantes transformaciones en lo económico y cultural: no sólo se construyen los astilleros más importantes de la región, sino que la policía del régimen reprime cualquier expresión política y cultural no italiana. Un ejemplo destaca: la “italianización” de los apellidos de origen eslavo y la prohibición de hablar otro idioma que no fuera el italiano, inclusive en los domicilios particulares. Es en este contexto que la familia Valentinotti, que originalmente vivía en Levico, en el norte de Italia, llega en 1922 a Fiume. La mudanza no fue casual. El padre de Luciano, Giuseppe, era militante del partido prohibido por el fascismo y tuvo que escapar del régimen. Hasta 1943, Luciano vive con sus hermanas en la casa en Fiume y se desarrolla gracias a los esfuerzos de la madre, Elena, que se dedica a toda actividad posible: lava, plancha, limpia pisos. La vida bajo la dictadura no era fácil, menos para los parientes de los militantes políticos comunistas. El maltrato, la discriminación, la exclusión, fueron la cotidianidad de su infancia. Durante la guerra, la familia de Luciano debe además sufrir el trato diferenciado en la repartición de la comida y de los bienes de primera necesidad, ya limitados para toda la población.

Finalmente llega el 8 de septiembre de 1943, fecha fundamental en la historia italiana por el cambio de rumbo que tuvo la guerra. Fundamental también para Luciano. Ese día, cuando la derrota militar estaba ya anunciada, sin más aclaraciones ni indicaciones ni órdenes para las tropas que aún peleaban al lado de los alemanes, el gobierno italiano anuncia por radio la firma del armisticio con los aliados: quien era enemigo ahora es aliado, y quien era aliado se vuelve enemigo. El júbilo que se apoderó de la población por lo que se percibía como el fin de la guerra que tantas privaciones había impuesto, sobre todo a los civiles, fue rápidamente sustituido por el miedo: la guerra no había acabado y los alemanes habrían tomado venganza. Sin órdenes precisas, las tropas italianas tuvieron que tomar decisiones de manera autónoma: quienes decidieron seguir peleando junto a los nazis; quienes decidieron escaparse y regresar a Italia, con sus familias; quienes no decidieron a tiempo y fueron sacrificados por los nazis o deportados a los campos de concentración; quienes, finalmente, optaron por unirse a las fuerzas de liberación.

La ciudad de Fiume y toda la región tuvo una historia particular en esos meses de 1943. En un clima de expectación enorme, los miembros de la resistencia yugoslava e italiana (los llamados partisanos), igualmente presentes en el territorio, trataron de gobernar la situación instaurando gobiernos democráticos provisionales. El siguiente régimen de ocupación que aplicó el ejército nazi en la región tuvo las obvias consecuencias en término de vidas humanas sacrificadas al odio generado no sólo en contra de los eslavos presentes, sino también de los italianos ahora considerados como traidores. La historia es conocida y habla de una “armada roja” encabezada por el yugoslavo Josip Broz Tito, que liberará a todo el territorio yugoslavo hasta llegar a Trieste, ciudad en la frontera del hoy territorio italiano. Una conquista que la mayoría pinta con rasgos heroicos, pero que causó el éxodo de cientos de miles de ciudadanos italianos que al régimen comunista de Tito prefirieron las facilidades que los gobiernos aliados otorgaron a los prófugos.

Luciano Valentinotti, en ese entonces un muchacho de apenas catorce años de edad, tuvo que decidir. Y mientras Elena, su madre, “ayudaba a los soldados italianos a escaparse, proporcionando ropa de civiles, salvando a muchos” y pagando las consecuencias represivas de los nazis, él fue llevado, junto a sus contemporáneos, a los campos de trabajo. “Nos hacían cavar trincheras”, cuenta. Un día de diciembre de ese año, “enterado de que muchos de mis compañeros desaparecían”, Luciano toma su decisión: escapar del cautiverio al que lo obligaban los nazis e irse a buscar a los partisanos. “No sabía exactamente a dónde ir, pero había rumores –cuenta– y me fui caminando, hacia la montaña.” Al cabo de pocos días se une a los partisanos yugoslavos: “Éramos alrededor de quince personas –y cuenta–. Caminamos miles de kilómetros, hicimos sabotajes a las tropas nazis, escapamos y perseguíamos. Me llamaban el ‘pequeño compañero', más que todo por la escasa estatura –un metro con 45 centímetros– que había hecho llorar a mi mamá en distintas ocasiones.” Se le obscurece la mirada cuando cuenta de su primer disparo; sin embargo, se le ilumina el rostro al describir la gran solidaridad con la que vivió durante el año y medio que estuvo peleando en la montaña. Y la emoción lo conquista al recordar ese mes de mayo de 1945, cuando los partisanos, incluyendo a su grupo, entraron como liberadores en su ciudad, en esa Fiume que los acogió como héroes.

Terminada la guerra, Luciano tiene que tomar otra decisión importante que marcará, una vez más, su futuro: quedarse en territorio yugoslavo o irse a Italia. Muchos de los que decidieron quedarse sufrieron las consecuencias de una decisión fiel a los principios de la ideología, pero equivocada frente a una realidad y un contexto que no lograba olvidar veinte años de régimen racista italiano en la región. Esa misma realidad que hizo que Tito decidiera expulsar a la mayoría de los italianos presentes, castigar a otros y determinar que Fiume volvía a ser Rijeka, una vez más. Los padres de Luciano decidieron regresar a su tierra natal, Levico, en el norte italiano, perdiendo todas sus pertenencias en Fiume. Luciano, en cambio, decide irse a Milán y enfrentar, aún sin saberlo, las consecuencias de su destierro. En Italia, Luciano busca sobrevivir realizando decenas de trabajos distintos; sin embargo, eso no le impide realizar ciertas actividades políticas. Se involucra en la campaña en favor de la República , no sin fugarse de los enfrentamientos, cruentos en ocasiones, que la disputa electoral fue creando. Como otros comunistas procedentes de Yugoslavia, Luciano es discriminado, y no solamente por una sociedad italiana partida en dos, entre el fuerte componente católico y republicano, y el componente más revolucionario afiliado al poderoso Partido Comunista, sino también por los mismos comunistas italianos, prontamente afiliados a la corriente estalinista del comunismo internacional, que justamente en la disputa con Tito había encontrado su primera, importante división. Así las cosas, Luciano es discriminado en Italia por ser comunista, y es visto con sospecha por los comunistas italianos por proceder de tierra yugoslava. Una dialéctica interior que Luciano trata de resolver gracias a la ayuda que los gobiernos aliados otorgaban a los prófugos de Istria. “A principio de 1948 llegué a un campo de refugiados cerca de Nápoles”, cuenta. Ahí fue donde los inspectores de los países dispuestos a hospedar prófugos (Estados Unidos, Australia, Canadá, Nueva Zelanda) evaluaban a los candidatos “para trabajos de leñadores o mineros”. “Me dijeron que no era apto, pues no tenía callos en las manos”, dice. Regresa, entonces a Milán, en donde decide concluir los estudios interrumpidos por la guerra. Sin embargo, Italia no resultó ser el país para que Luciano se desarrollara plenamente. Fue así que llegó a México, cargado de esperanzas e ilusiones. Dos destierros y un solo destino: nunca dejar de ser lo que es. La fotografía, dos hijos, una mujer abnegada y, desde hace diez años, la pintura, se revelaron como los canales de deshago de esa personalidad viva, solidaria, alegre, esperanzada y esperanzadora, y al mismo tiempo tan sensible al sufrimiento ajeno, que caracteriza a Luciano, ese mismo hombre que, a pesar de admitir que “mi sufrimiento reside en el hecho de haber perdido a casi todos mis amigos”, aún es capaz de decir: “No tengo miedo de morir, he sido afortunado, la vida me ha tratado bien.”

11 luglio 2009

Cambios históricos

El presente artículo fue publicado en el periodico mexicano La Jornada el día 11 de julio de 2009
___________

La operación lograda representa un cambio histórico, afirma el ministro de Política Interior de Italia, Roberto Maroni. Rechazar los barcos de migrantes en el Mediterráneo sin que éstos tocaran suelo italiano es finalmente una realidad, abundó. Hace cuatro años, en mayo de 2005, el gobierno recibió de la Comisión de Derechos Humanos de la Unión Europea una condena por las deportaciones realizadas vía aérea hacia Libia. Eran ilegales por dos razones: porque se habían hecho inmediatamente después de la detención de los migrantes, sin averiguar su nacionalidad, procedencia, estatus, etcétera, y porque Libia, no habiendo firmado la Convención sobre Refugiados de 1951, no representaba una garantía para que los deportados tuvieran el derecho de pedir asilo y refugio. Pocas semanas después, en junio, la Corte europea impedía, vía resolución vinculante, la expulsión por el gobierno italiano de 11 ciudadanos tunecinos, por las mismas razones. Y a pesar de los dos episodios, acontecidos justamente cuando en Italia gobernaban el actual primer ministro, Silvio Berlusconi, y su gente, parecen no tener memoria.

En semanas recientes, la armada italiana logró interceptar y salvar a cerca de 500 migrantes perdidos en sus balsas en el Mediterráneo. Sin embargo, sin llevarlos a tierra firme para proveerlos de la debida ayuda alimentaria y médica, sin identificarlos y sin –sobre todo– ofrecerles la posibilidad de pedir refugio, el gobierno italiano logró un acuerdo relámpago con el gobierno del coronel Kadafi, de manera que pocos días después los barcos de la armada italiana pudieron llegar hasta el puerto de Trípoli y dejar ahí a los 500 migrantes. No obstante la lluvia de críticas a este tipo de operaciones que le ha tocado al gobierno italiano en semanas recientes por la Agencia de Refugiados de la ONU (ACNUR), del Consejo de la Unión Europea, del Vaticano –a través de las páginas del Observador Romano–, de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), de la oposición parlamentaria y de buena parte de la sociedad civil italiana, el primer ministro reivindica: “Hicimos lo que teníamos que hacer, dentro de lo marcado por la ley nacional e internacional (sic), y –completando cuanto ha declarado su ministro– es lo que vamos seguir haciendo”.

Como se puede fácilmente observar, el cambio histórico presumido está aún lejos de ser alcanzado. Los verdaderos cambios son otros. El primero debería mirar a modificar la ya vetusta convención mencionada de 1951 (Convención de Ginebra), que, si bien reconoce el derecho al refugio y al asilo político a todo ciudadano, lo concede siempre y cuando la persona interesada pise el territorio de su destino. Esta realidad, como demuestra el gobierno italiano, es fácilmente eludible a través de la externalización de fronteras que la Unión Europea (y Estados Unidos) están aplicando desde hace muchos años. Así las cosas, cuando el gobierno italiano (y cualquier otro europeo) logra evitar que los migrantes toquen suelo itálico, bien puede declarar: La cuestión del asilo político ya no es asunto nuestro, lo tendrá que resolver Libia.

El segundo cambio tiene que ver justamente con Libia y países afines que se prestan al juego sucio de la UE, es decir, detener a los migrantes a cambio de pocas migajas de desarrollo heterodirigido. ¿Cuál el destino de esos migrantes deportados? Cárcel, tortura, deportación en medio del desierto, discriminación, violencia, asesinatos, muerte, son las palabras de los distintos reportes que justamente la UE ha realizado acerca del trato reservado por el gobierno libio a los extranjeros en su territorio.

El tercer cambio va aún más allá. Cuando el actual primer ministro italiano toma la palabra dice: La izquierda dejó la puerta abierta a todos los migrantes ilegales. Nosotros no. Ellos querían una Italia multiétnica (doble sic), nosotros no. La CEI, de la cual no se puede sospechar aspiraciones revolucionarias de signo izquierdista, comenta: El gobierno tiene que entender que Italia ya es un país multiétnico, ése es un hecho; es más, ése es un valor. Y es justamente esta última valoración la que cuenta. Más allá de la evidencia, que sólo un ciego no puede reconocer, de que Italia (y toda la UE) ya es territorio multiétnico, hoy es apremiante para las sociedades europeas meter a valor esa enorme diversidad que la caracteriza. La cerrazón identitaria, empujada por los gobiernos de todos signos hoy existentes en la UE, es uno de los peligros mayores para el futuro del continente.

Finalmente, el último utópico cambio. Como hoy los barcos precarios de los migrantes se ven obligados a cambiar de ruta y regresar allá desde donde procedían, hoy es necesario, ante el posible colapso cultural, mas también económico y político, encontrar la manera para que los gobiernos europeos cambien de ruta y vuelvan sobre sus pasos. La política migratoria ya no puede ser caracterizada por la huella represiva impuesta por las tropas diseminadas a lo ancho y largo de las fronteras de la UE. Al mismo tiempo, una sana política en la materia debe conllevar una eficaz acción cultural, educativa y social que evite ahora –que aún estamos a tiempo (?)– los brotes de racismo en los territorios de todo el continente.

L'A/H1N1 è nata in Spagna

Il presente articolo é stato pubblicato sul giornale italiano Il Manifesto il giorno11 luglio 2009
___________
«Possiamo affermare che il virus A/H1N1 non ha come origine il nostro paese», ha affermato di recente l’ambasciatore messicano in Italia, Jorge Chen. In un’intervista nel numero di giugno del giornale in lingua italiana «Il Sole d’Italia», distribuito a Playa del Carmen, sulla costa dei Caraibi messicani, il diplomatico dice che il primo caso d’influenza suina è stato registrato nel novembre del 2008 in Spagna. Spiega: «un documento pubblicato da Eurosurveillance, reperibile anche sul sito del Centro Nazionale di Epidemiologia, Sorveglianza e Promozione della Salute italiano, informa che nel novembre 2008 le autorità sanitarie spagnole hanno segnalato un caso umano di influenza suina del tipo A(H1N1) in una donna di 50 anni residente in un villaggio vicino a Teruel, in Aragona». Continua Chen: «L’informazione è apparsa il 19 febbraio 2009, contemporanea all’insorgere dei primi casi in Messico, il che consente di affermare che la fonte del contagio non si trova nel paese», cioè in Messico. Consultato telefonicamente, il rappresentante messicano a Roma conferma le sue dichiarazioni, ma rifiuta di commentare il fatto che in Messico questa notizia non sia stata diffusa. «Sarebbe speculativo dare una ragione per la quale il governo messicano non ha gestito pubblicamente quest’informazione... per cui è meglio che non dica niente», afferma: «Ho notificato tutto alle autorità messicane».
Il documento cui si riferisce Jorge Chen è in effetti in rete sul sito di Eurosurveillance, «un giornale di accesso e interscambio libero» sul controllo e prevenzione di malattie contagiose in Europa. Il 9 febbraio scorso la dottoressa Begoña Adiego Sancho, della Direzione generale di salute pubblica di Zaragoza, Spagna, aveva inviato a Eurosurveillance uno studio poi pubblicato il 19 dello stesso mese. Vi si legge che «l’8 novembre 2008 una donna di cinquant’anni ha sviluppato all’improvviso febbre, stanchezza estrema, mal di testa, irritazione alle mucose e brividi». La paziente, si piega, «non aveva viaggiato di recente», ma «lavorava in una fattoria suina a conduzione familiare ed è stata esposta in modo diretto agli animali». Dopo diverse analisi infine,, il 13 gennaio 2009 il Laboratorio Nazionale di Riferimento per l’Influenza dichiarava ufficialmente che il caso era dovuto a un virus suino di tipo A e sottotipo H1N1. E anche se «alla data della pubblicazione di questo studio non si sono verificati altri casi simili, secondo il regolamento sanitario internazionale (Ihr, 2005), l’episodio è stato segnalato all’Organizzazione Mondiale della Sanità come un caso d’influenza causato da un virus diverso da quelli che circolano nell’uomo». Lo studio concludeva: «L’evento non si può considerare inaspettato e non rappresenta un pericolo per la salute pubblica». Eppure lo stesso giorno il sito di Eurosurveillance pubblicava un altro documento, firmato dal dottor Nicoll del Centro Europeo di Prevenzione e Controllo di Malattie: affermava che «nonostante il caso spagnolo dimostra il basso tasso di pericolosità per la salute umana dei virus suini, dimostra anche l’importante lacuna informativa di questo tipo di influenza». In altre parole, «la reale incidenza dell’influenza suina è sconosciuta (...) ma è probabile che sia elevata». Il ricercatore svedese, concludeva che «abbiamo due problemi: il primo è che sinora la ricerca si è concentrata solo sui virus di tipo aviario; il secondo è che sebbene il sistema immunitario umano protegga in genere da virus di tipo H1 e H3, non sappiamo come questi virus evolvano negli animali».

08 luglio 2009

Il ritorno del dinosauro

Il presente articolo é stato pubblicato sul giornale italiano Il Manifesto il giorno 8 luglio 2009
___________
Il Partito rivoluzionario istituzionale (Pri), lo stesso partito che aveva governato il paese per oltre 70 anni sino alla «democratica» sconfitta del 2000, torna ad essere protagonista della vita politica messicana con la conquista della maggioranza assoluta (se si sommano anche i voti dell'alleato Partito Verde) nella camera bassa del Congresso federale messicano. Un dato non secondario, che però è utile leggere alla luce dei risultati ottenuti dagli altri contendenti, a cominciare dal Partito di azione nazionale (Pan), il partito del presidente Felipe Calderon, e dal Partito della rivoluzione democratica (Prd), il centrosinistra messicano.
Felipe Calderon aveva impostato le elezioni sul tema della sicurezza, forte dell'unica vera azione di governo promossa dalla sua amministrazione: la guerra al narcotraffico. Il presidente (e tutto il Pan con lui) aveva spinto perché queste elezioni fossero una sorta di plebiscito in favore della sua gestione. Già debilitato dai brogli con cui aveva conquistato nel 2006 la presidenza, Calderon era alla ricerca disperata del consenso necessario non solo per affrontare gli ultimi tre anni della propria amministrazione, ma soprattutto per le grandi riforme strutturali alla porta: riforma fiscale, riforma della legge sul lavoro, riforma della politica economica e, questione non meno importante, le elezioni presidenziali del 2012.
Se questa era la visione, la sconfitta elettorale del Pan (che perde oltre 60 deputati) è un messaggio chiarissimo per Calderon.
Dal canto suo, il Prd sprofonda ancor di più in una crisi annunciata già da tempo ma la cui soluzione si era posticipata proprio alla luce della tornata elettorale. Era la seconda forza politica del paese, dopo il Pan: oggi è la terza forza in parlamento con 54 deputati in meno. Una sconfitta annunciata che risponde non solo alle troppe divisioni interne tra la nuova dirigenza nazionale (filogovernativa) e la corrente di Andres Manuel Lopez Obrador (l'ex candidato presidenziale ed attuale «presidente legittimo»), ma soprattutto alla assoluta mancanza di proposte alternative, quelle che in altri momenti si sarebbero potute chiamare «proposte di sinistra».
Ed è così che il Pri vince. Più che con proposte proprie, grazie alla sconfitta degli altri due «grandi» della politica istituzionale messicana.
Eppure, anche in questa occasione, i risultati di queste elezioni non riescono a spiegare la realtà politica messicana. Perché i dati elettorali consegnano un quadro che viene a confermare una tendenza non solo locale. Infatti, anche se le previsioni erano decisamente più pessimiste, il dato reale è che la partecipazione elettorale è stata di solo il 43% dell'elettorato. Ovvero, su oltre 77 milioni di votanti, solamente 34 milioni hanno votato. E così il Pri conquista la maggioranza parlamentare, ma solamente con 12 milioni e mezzo di voti (poco più del 36% dei voti). La crisi della rappresentanza si ripropone anche in Messico e la distanza tra società reale e politica istituzionale aumenta.
A conferma di quanto sopra, vi è anche l'affermazione di un altro soggetto politico. Strano e trasversale ma che in questa campagna elettorale ha conquistato un importante spazio di visibilità: il voto annullato. Erano 42 le organizzazioni che lo avevano promosso «per dare un segnale di rifiuto non solo della classe politica attuale, ma anche dell'intero sistema rappresentativo». Ebbene, questo strano soggetto che ormai tutti chiamano «voto annullato» ha conquistato ben 2 milioni di voti (il Prd ne ha presi appena il doppio). Un 5% dei votanti ha annullato il voto. Una crescita sorprendente, che ne fa la la quinta «forza politica» del paese. Se questo è il dato nazionale, nella capitale - dove questa campagna ha avuto maggior incidenza grazie all'esteso uso della rete - il «voto annullato» raggiunge il 10% dei votanti, imponendosi come la quarta forza (il Prd ha vinto nella capitale con il 24% dei voti).
Se questo è il quadro parlamentare, queste elezioni in realtà non riescono a ridisegnare la politica in Messico: Calderon continua ad essere un presidente debole e la deriva autoritaria tende a rafforzarsi; la sinistra istituzionale continua a cadere verso un abisso il cui fondo ancora non si vede; torna il Pri - anche a livello locale grazie alla conquista di diverse amministrazioni -, ma la sua cultura corporativista non era in realtà mai scomparsa.
La vera domanda, a questo punto, è un altra: i 40 milioni di messicani che non sono andati a votare, cosa avranno in mente alla luce della profonda crisi economica, della povertà che colpisce la metà della popolazione, del centenario della Rivoluzione che si festeggerà il prossimo anno, delle crescenti proteste sociali sparse su tutto il territorio nazionale?

04 luglio 2009

La influenza, de origen español

El presente articulo fue publicado en el semanario mexicano Proceso, el día 4 de julio de 2009.
______________
"Podemos afirmar que el virus A/H1N1 no tiene como origen nuestro país", afirmó el embajador mexicano en Italia, Jorge Chen.
En una entrevista firmada por Vito Taormina y publicada en junio por el periódico en lengua italiana Il Sole d'Italia, que se edita en Playa del Carmen, Quintana Roo, el diplomático mexicano explica que el primer caso reciente de influenza tipo A/H1N1 se habría originado en España en noviembre pasado, según un documento publicado por la organización europea Eurosurveillance.
Aunque la entrevista intenta impulsar el clima de serenidad "para que el turismo extranjero regrese a esas tierras", el embajador Chen sostiene que "dado que en México no hay casos de influenza A/H1N1 ya desde hace décadas y no hay animales enfermos, es de suponer que el contagio se haya verificado de persona a persona, lo que permite afirmar que México ha recibido el virus y no lo ha originado".

El caso español

Tras ser consultado telefónicamente por este reportero, el embajador Chen confirma la declaración. "En una revista científica aparece el primer caso en noviembre de 2008", explica el diplomático.
A pregunta expresa del por qué esta información no es manejada públicamente en México, el funcionario responde: "Pues yo todo lo he notificado a las autoridades en México". Y añade que "una cosa es cómo (la epidemia de la influenza) se ha manejado en la prensa y otra cuestión son las publicaciones científicas".
Según Chen, "sería especulativo ofrecer una razón por la que el gobierno mexicano no haya manejado públicamente esta información, por lo que mejor no digo nada".
Para que quede aún más claro, el diplomático enfatiza: "O sea, yo no digo nada. No soy yo el que afirma o que escribe, yo simplemente proporciono la información o los guío en donde está la información".
Termina la llamada y aclara: "Yo estoy aquí para que fluya la información lo más posible".
La noticia específica a la que se refiere Jorge Chen es un documento publicado en la red del sitio de Eurosurveillance, "un periódico de acceso e intercambio libre acerca de monitoreo, prevención y control de enfermedades infecciosas en Europa".
Según los editores del periódico, "cada semana al menos 14 mil lectores envían material que luego se publica en línea cada jueves y sobre papel cada tres meses".
De acuerdo con el documento enviado a la página de Internet el 9 de febrero pasado y publicado hasta el 19 del mismo mes, firmado por la doctora Begoña Adiego Sancho, de la Dirección General de Salud Pública de Zaragoza, España, y otros funcionarios del Hospital Miguel Servet de la misma cuidad –de la Subdirección de Salud Pública de Teruel y del Centro Nacional de Microbiología de Majadahonda–, "el 8 de noviembre de 2008, una mujer de 50 años desarrolló repentinamente fiebre, tos, cansancio extremo, dolor de cabeza, irritación a las mucosas y escalofríos".
Fue hasta el 12 de noviembre que "el médico de medicina general que la visitó, miembro del sistema de control de la influenza, le aplicó un tampón a la faringe y lo envió al Laboratorio de Microbiología del Hospital Miguel Servet, en Zaragoza", mismo que es parte del Sistema de Control Nacional de Virología de la Influenza.
Según el documento, "la paciente, que no reportaba viajes recientes, no necesitó algún tratamiento específico o de permanencia hospitalaria y se recuperó completamente". Explica que la paciente "trabajaba en una granja porcina a conducción familiar y fue expuesta de manera directa y cercana con los animales".
Sin embargo, "ningún otro familiar o colega ha presentado síntomas de la influenza antes o después de haberse manifestado este caso, ni tampoco los animales presentaron algún problema".
Por otro lado, señala el estudio, "el médico general que visitó a la paciente refirió haber manifestado un síndrome de simil-influenza después de haberla visitado, aunque a él no se le aplicó algún tampón a la faringe".
Narra el documento que en la semana 46 de 2008, cuando se señaló este caso, en la región se estaba registrando una baja actividad de la influenza. Y explica que después de que el pasado 13 de enero el Laboratorio Nacional de Referencia para la Influenza señaló públicamente este primer caso de influenza por virus A/H1N1, "se adoptaron las siguientes medidas: el 20 de enero ha sido instalado el control activo en el lugar de brote del caso y han sido recolectadas pruebas de sangre del médico general y de cuatro familiares que entraron en contacto con el primer caso".
Al mismo tiempo, "se pidió autorización escrita para los exámenes debidos y se aplicó un cuestionario para recoger informaciones relativas a las seis personas en cuestión".
Hasta la fecha de la publicación del documento, en febrero de 2009, "no se encontraron otros casos asociados a la granja".
El documento añade: "De acuerdo con lo previsto por el reglamento sanitario internacional (IHR, 2005), el episodio fue informado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un caso de influenza causada por un virus distinto a los que circulan en el hombre".
Explica de manera detallada el camino realizado para aislar al virus. "Después de que el 13 de enero se determinó que el virus era de tipo A, un laboratorio señaló el aislamiento de un virus tipo A, subtipo H1, genéticamente cercano al aislado humano A/Switzerland/8808/2002 de origen porcino que ya había sido identificado como posible causa de esporádicas infecciones humanas de origen porcino".
El estudio sostiene que "las investigaciones epidemiológicas nos llevan hacia una infección humana tipo influenza para personas expuestas con los cerdos por razones profesionales".
Y abunda:
"Esporádicos casos de virus porcinos han sido descritos anteriormente sobre todo en personas jóvenes (menores de 25 años) en contacto con puercos". Sin embargo, "la transmisión de hombre a hombre no puede ser confirmada".
Para terminar, afirma que "este evento no se puede considerar inesperado y no representa un riesgo para la salud pública", por lo tanto "no se requieren medidas específicas" en esta materia.

Debate científico

Al estudio presentado después del caso español, en el mismo periódico en línea apareció otra nota que avanzó algunas hipótesis. En el documento, firmado por el doctor Van Reeth, del Laboratorio de Virología de la Universidad de Ghent en Bélgica, y por el doctor Nicoll, del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades con sede en Suecia, publicado el mismo 19 de febrero, los dos científicos europeos afirman que "si bien el caso señalado (el de la mujer de 50 años en España) muestra el bajo nivel de amenaza a la salud humana de todo tipo de virus porcino, este mismo caso señala la importante laguna en el conocimiento de este tipo de influenzas".
Dicho de otra manera, explican los dos investigadores, "la verdadera incidencia de la influenza porcina en los humanos es desconocida".
Según el citado estudio, "aunque el riesgo del virus porcino para la salud humana es desconocido, es probable que sea elevado". Más adelante añade: "Tenemos dos problemas. El primero es que lo estudios (...) se han limitado casi exclusivamente a los virus de tipo aviario. El segundo, es que si bien el sistema inmunológico humano protege generalmente del virus H1 o H3, no tenemos estudios acerca de la evolución de estos virus en los animales". Por estas razones, "este tipo de investigación es necesaria para comprender el riesgo basado sobre pruebas científicas y no solamente en hipótesis".
Continúa: "No saber estas cosas lleva al riesgo de que se produzca un nuevo virus, inclusive pandémico (...) Recientemente en Estados Unidos ('Caso de influenza A/H1N1 en Wisconsin', 2008) apareció un caso de influenza porcina originada por la combinación de virus humano, porcino y aviar".
Afortunadamente, explican los investigadores, "éste y otros casos similares de influenza porcina que puedan generar pandemia no han sido detectados".
Sin embargo, insisten, "el verdadero riesgo sólo puede ser descubierto al juntar la investigación epidemiológica con la investigación experimental". Por ejemplo, afirman, "muchos científicos se han dedicado a aconsejar la vacunación anti-influenza en las personas que trabajan de manera cercana con los puercos para reducir el riesgo de infección".
No obstante, "la experiencia con trabajadores agrícolas no ha sido satisfactoria, pues se ha transmitido la idea que la vacuna ofrece absoluta protección cuando en realidad ofrece sólo reducir el riesgo".
Finalmente, los investigadores europeos afirman: "La posible eficacia de las vacunas en contra de la influenza humana para controlar la influenza porcina sigue siendo desconocida".

 
Sitemap