27 maggio 2007

Sindrome de guerra

El presente articulo fue publicado en el semanario mexicano Proceso, el día 27 de mayo de 2007
______________
Treinta y siete soldados italianos muertos entre 2001 y 2006 y más de 300 en riesgo de correr la misma suerte, es el saldo que presenta la Asociación Nacional de Asistencia a las Víctimas Alistados en las Fuerzas Armadas y Familias de los Caídos (Anavafav), que desde 1994 registra los casos de militares italianos que se han enfermado al regresar de los frentes de guerra.
Las víctimas son soldados que participaron en las misiones italianas en Somalia, Bosnia, Kosovo e Irak. La versión oficial, presentada el 3 de marzo de 2005, habla de militares que “enferman y mueren sin causa aparente”. Pero Falco Accame, presidente de la Anavafaf y exalmirante de la Armada italiana, tiene una explicación: “Se han enfermado por la presencia de uranio en las bombas y balas utilizadas en esas guerras”.
En los años 70, el gobierno de Estados Unidos financió un estudio acerca de las propiedades del desecho que se produce en el proceso de enriquecimiento del uranio utilizado en las plantas nucleares. El estudio descubrió que el desecho de uranio U238 tiene propiedades físicas y químicas parecidas a las del tungsteno: densidad elevada –casi el doble del plomo– que le proporciona un elevado peso específico y se auto-incendia cuando es expuesto a ciertas temperaturas. El descubrimiento entusiasmó a la industria bélica estadunidense. La razón: el U238 – también llamado DU (depleted uranium)– es un material ideal para producir armas.
Así, a partir de los años 70, Estados Unidos comenzó a producir balas anti-tanque y corazas con el DU, definitivamente más barato y disponible que el tungsteno.

Regresar para morir

Lo que Estados Unidos no investigó fueron las consecuencias del uso del DU en tales armas. Si bien el DU tiene una radioactividad mínima, ésta puede ser tan letal como la producida por una bomba nuclear.
Un informe titulado Más allá de la traición, elaborado por Asociación de Veteranos Estadunidenses de la Guerra del Golfo (AGWVA, por sus siglas en inglés) denuncia que el gobierno de Estados Unidos ya conocía las consecuencias del uso del DU en las armas. Afirma que el Pentágono había realizado amplios experimentos sobre este fenómeno en sus propios soldados.
Por su parte, la Academia Nacional de las Ciencias de Estados Unidos, a través de su Instituto de Medicina, publicó en 2001 un documento titulado La Guerra del Golfo y la salud, que recopila los miles de casos de soldados que sufrieron consecuencias sobre su salud debido a la utilización de “armas novedosas en los frentes de guerra”.
El documento señala que, al menos un 30% de los más de 700 mil militares estadunidenses que pelearon en Irak en 1991, enfermó “por causas desconocidas”.
A principios de los años 90, el mismo Consejo de Veteranos, dependiente del Pentágono, admitió que el llamado Síndrome del Golfo se debió a “agentes químicos no especificados, vacunas y DU”. Fue hasta 1993, durante la operación del Pentágono en Somalia --llamada Restore Hope-- que los soldados estadunidentes utilizaron equipo para protegerse de este tipo de contaminación.
Cuando el ejército italiano, en el contexto de la misma operación, llegó a Somalia encontró a soldados estadunidenses vestidos como si hubiera explotado una bomba nuclear: máscaras antigás y overoles verdes que los cubrían de pies a cabeza.
En el calor africano, “los militares italianos andaban en pantaloncitos y playera”, relata Accame en entrevista telefónica con Apro.
Cuenta: “Cuando nuestros muchachos preguntaban por qué los estadunidenses iban vestidos así, los generales les contestaban que porque ‘los gringos son unos fanáticos’”.
De esa misión, Estados Unidos no tiene registro de consecuencias para la salud de sus soldados. Por eso no se habló de un Síndrome de Somalia, pero en Italia, sólo un año después, el mariscal Giorgi moría en un hospital. “Ellos dijeron que era una rara enfermedad tropical. Nosotros pedimos hacer la autopsia, pero nos fue denegada (...)”, dice Accame.
La Anavafaf enfrentó luego un caso singular: “El soldado Roberto Pogu se enfermó en la base militar de Teulada (perteneciente a la OTAN y ubicada en la costa sur de la isla de Cerdeña). Ahí vienen muchos barcos extranjeros y a veces se experimentan también armas nuevas”.
Pogu estaba entrenando en Teulada. Murió el 13 de enero de 2006. En entrevista telefónica, su padre, Antonio, no esconde su enojo y decepción hacia las autoridades italianas.
Relata: “En 1998 mi hijo se enlistó en el ejército. En diciembre de 1999 fue a Cerdeña a entrenar. Al regresar, tenía una herida en la mano que se hizo recogiendo fragmentos de proyectiles en el polígono de tiro”. Pogu tenía que volver al cuartel en los tres meses siguientes. “Casualmente tuvo un accidente en automóvil y se quedó más tiempo en casa. Fue internado. Durante su estancia en el hospital empezó a sentir dolor en los riñones. Le dieron analgésicos. Sólo dos meses después, le detectaron cáncer a los testículos”.
Antonio cuenta la larga agonía de su hijo, de sólo 22 años. Y acusa al gobierno italiano de no haber querido decir la verdad: “Al gobierno le importa un pito estos pobres muchachos, muchos enfermos. A estos muchachos los condenaron”. Afirma que, en el caso de su hijo, “nunca admitieron las causas” de su muerte, y por lo tanto no hubo una indemnización para su familia. “Ni un euro nos dieron” para pagar los gastos de su tratamiento médico, comenta.
Accame denuncia: “Los militares italianos adoptan las medidas de protección hasta el 22 de noviembre de 1999, seis años después” de que aparecieron los problemas médicos en los primeros soldados. “Sin embargo, en una carta fechada el 2 de agosto de 1996, que está en nuestras manos, se muestra que la OTAN había avisado al Comando Militar de la Alianza en Europa (ACE) --y por lo tanto al gobierno italiano-- de las posibles consecuencias “en el corto y largo plazo de las radiaciones (producidas por el DU) que pueden causar formas de cáncer”.
A pesar de la advertencia, el 19 de agosto de ese año, el Parlamento italiano aprobó el financiamiento para las tropas de ese país en Los Balcanes. “Los primeros contingentes salieron completamente desprotegidos”, comenta Accame.
Muchos regresaron enfermos debido a que “no sabían y recogían con sus manos los fragmentos de las bombas que habían explotado”.
Carlo Calcagno, piloto de helicóptero, cuenta su historia en entrevista telefónica. Dice que estuvo en Sarajevo en 1996. Volaba en la zona donde la OTAN destruyó una fábrica de armas no muy lejos de esa ciudad. Fueron 50 horas de vuelo en la zona. “Escuché hablar de DU sólo después de haber regresado por parte de un médico civil que me examinó. Había sido controlado por el médico militar que decía que estaba bien, pero yo me sentía mal”, señala.
En 2002, Calcagno sufrió los primeros malestares. En el hospital militar negaban que estuviera enfermo. Calcagno decidió consultar “secretamente” a un médico civil. El diagnóstico: “cáncer en la tiroides, la medula, el hígado y la hipófisis”.
El Ejército italiano reconoció que su enfermedad “verosímilmente tiene que ver con su labor en Bosnia y quizás con el DU”. Así dice el documento que Calcagno, enojado, presenta a quienes les preguntan sobre el papel del Estado italiano. “Ni un euro me han dado”, afirma.
Añade: “Vivo a diario con la certeza de que me estoy muriendo. No puedo trabajar y pocas veces puedo levantarme de la cama”.

Historia sin fin

En octubre de 2004, la Asociación de los Carabineros de Italia (UNAC, por sus siglas en italiano) denunció que “19 de nuestros colegas fueron regresados de Irak e internados en el hospital militar de Celio por sospecha de contaminación por DU”. Y se preguntó: “¿Los internaron ahí para mantenerlos escondidos?”.
El gobierno italiano, empero, negó, el 3 de marzo de 2005 ante el Parlamento, una conexión directa entre las enfermedades señaladas y el DU. Y lo mismo hicieron dos comisiones especiales constituidas por el Parlamento en 2001 y 2004. Investigaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también llegaron a la misma conclusión: no hay conexión directa entre el DU y los llamados síndromes del Golfo y de los Balcanes.
“Entonces, ¿por qué la OTAN pedía precaución para sus soldados?”, se pregunta Accame. Para él, la solución al problema de las armas con uranio empobrecido, radica en “su abolición”. Pero, señala, ello “es muy difícil de alcanzar porque las ganancias son enormes: el DU no cuesta nada, pues es un desecho. Y los que lo producen quieren liberarse de ese desecho”.
Actualmente, los soldados que se encuentran en frentes de guerra tienen protección adecuada. El problema, según Accame, es otro: “El DU no es peligroso de por sí. Una pieza de DU emana radioactividad muy baja. Una hoja de aluminio puede protegernos de ella. El verdadero riesgo es el polvo de DU que se crea por las explosiones. Ese polvo se esparce por doquier: contamina tierra, agua y aire y penetra por donde sea en el cuerpo humano”, explica.
Admite que “los soldados se pueden proteger con la vestimenta adecuada, pero la población civil queda expuesta, así como el medio ambiente”.
Señala: “Vayan a Irak, a Somalia, a la exYugoslavia a preguntar y a ver cuántos niños nacen deformes, cuánta gente ha muerto después de años de haber sufrido una guerra”.
Las consecuencias son tan atroces que Carla Del Ponte, Fiscal del Tribunal Penal Internacional para la exYugoslavia, en una entrevista televisada en Italia en febrero de 2001, afirmó: “Si sólo tuviéramos las pruebas suficientes, el uso de DU por parte de la OTAN (en los Balcanes) podría ser investigado como crimen de guerra”.

21 maggio 2007

La Europa de Frontex

El presente artículo fue publicado en el periodico mexicano La Jornada el día 21 de mayo de 2007

______________
Medsea, Pev, Iconet, Eurosur, Europol, Sive, Frontex... son los términos que hay que aprender a descifrar para entender el proceso constitutivo de la nueva Europa. Siglas y acrónimos tras los cuales se esconde la inseguridad evocada por los gobiernos con el fin de justificar políticas represivas y de control cada día más avanzadas.

Todas y cada una de estas siglas representan una misión y un operativo. Representa millones de euros gastados en implementar instrumentación muy sofisticada para controlar el tránsito ya no sólo a través de las fronteras europeas, sino más allá, en los llamados países de tránsito, los del norte y la costa occidental de Africa, y los de la orilla oriental del Mediterráneo. Representa decenas de "voluntarios", militares y policías, miembros de las respectivas corporaciones de cada país de la Unión Europea (UE) que se desplazan en el interior del territorio hacia fuera, hacia aguas internacionales para rechazar los barcos de la miseria. Representa, en fin, la mano europea que aplasta las vidas de decenas de seres humanos todos los días.

De acuerdo con el último informe de Fortress Europe, el blog del italiano Gabriele del Grande que se dedica a monitorear las muertes de migrantes en su viaje a Europa, sólo en abril murieron 28 migrantes -21 en la vía de las Canarias, tres en Grecia, dos en Argelia y dos en Málaga-, elevando la suma total de muertos a 8 mil 212 desde 1988. Y el blog citado sólo suma las muertes anunciadas en los medios periodísticos. Lo cierto es que operativos como el mencionado han reducido la llegada de barcos. O más bien han desviado las rutas de entrada a la UE. Y todo gracias a la agencia europea Frontex, el mater omnia de todas las siglas.

Frontex es una agencia de la UE fundada en 2004, encargada de controlar los flujos migratorios y rechazar las llegadas de migrantes clandestinos. Con sede en Polonia -nadie explica qué hace Frontex tan lejos de las fronteras marítimas europeas, lugar donde más opera-, se ha configurado a lo largo de tan sólo dos años y medio cual instrumento, ahora sí, multilateral del combate a la inmigración indocumentada hacia Europa. El problema es que Frontex no está cumpliendo cabalmente con su función, pues si bien es cierto que han disminuido los desembarques en las playas frecuentadas en años recientes -sólo en las Canarias hubo 56 por ciento menos de llegadas en el mismo periodo del año pasado- los migrantes y sus passeurs están escogiendo nuevos destinos. Así, hoy, en la víspera del verano que con el calor lleva oleadas de desesperados a Europa, los europeos aterrorizados por los nuevos "bárbaros" del sur del mundo asisten a desembarques en otras costas. Al mismo tiempo, operando Frontex con sus 116 barcos, 27 helicópteros, 21 aviones y 400 radares móviles también en las costas de los países de tránsito -según acuerdos económicos bilaterales entre la UE y los países originarios-, las rutas se han alargado, causando que hoy los migrantes no sólo tengan que subirse a barcos más pequeños y rápidos, con tal de escapar de la intercepción, sino que tienen que salir aún desde más lejos -Guinea y Senegal son señalados como salidas- y, al mismo tiempo, alargar sus rutas más adentro del océano Atlántico, con todos los riesgos que esto conlleva. Si esto fuera poco, el 26 de abril pasado, el Consejo de la Unión Europea aprobó la creación de un cuerpo especial de agentes fronterizos europeos constituido en patrullas de rápida intervención. Se llaman Rabbit y son tripuladas por alrededor de 450 hombres, también voluntarios, capaces de desplazarse a la frontera y al país que los necesite.

La demostración de que la UE no se divide en torno a estos temas, como sí hizo con ocasión de la Constitución política europea u otras medidas de política exterior -el ejemplo mayor es la intervención militar en Irak-, no sólo está el dato sorprendente de los números de la votación del Consejo que aprobó la creación de Rabbit, con 526 votos a favor y sólo 63 contrarios; sino que también están los euros gastados e invertidos en todas estas medidas. Para los patrulleros de Rabbit se prevé que los agentes seguirán siendo pagados por los estados de procedencia; sin embargo, traslado, comida y alojamiento serán cubiertos por Frontex, a la cual la UE ya ha entregado 10 millones de euros para cubrir el rubro.

En cuanto a las otras actividades de la agencia europea, la UE destinó para este año 33 millones 980 mil euros. Además Frontex cuenta con los fondos del programa Fronteras Externas, que a su vez posee casi 2 mil millones de euros en el ejercicio económico 2007-2013.

Así las cosas en Europa. Mientras los ciudadanos de derechos, nacidos y merecidos europeos, se preparan para un verano que se pronostica climáticamente muy cálido, buscan las dietas oportunas para presumir los trajes de baño recién comprados y ahorran para pagar su puesto en las playas del Mediterráneo, la UE se alista para que esas playas no vean extranjero indocumentado alguno y aterroriza a la población acerca de la temida invasión migrante, escondiendo, como siempre, el fin real de todo esto: controlar la fuerza de trabajo migrante y satisfacer la cada día más de moda mentalidad xenófoba.

06 maggio 2007

Italia affianco al governo di Oaxaca?

É decisamente imbarazzante il ruolo assunto dall’Istituto Italiano di Cultura (IIC) di Cittá del Messico nel Festival Humanitas organizzato dal governo dello stato messicano di Oaxaca e che si realizza tra il 4 el il 13 maggio nella capitale dello stato. Un imbarazzo generato dall’associazione dell’immagine dell?italia con Ulises Ruiz Ortiz, attuale governatore di Oaxaca, indicato dai piú come responsabile diretto della tremenda repressione che ha sofferto il movimento della Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) nella seconda metá dell’anno scorso. La repressione, lo ricordiamo, lasció sul campo almeno 27 morti accertati, oltre numerosi arrestati – ancora in carcere -, torturati, feriti e ordini d’arresto ancora da eseguire, cosí come confermato dalla relazione presentata nel gennaio di quest’anno dalla quinta visita della Comisión Civil Internacional de Observación de los Derechos Humanos (CCIODH), la piú esauriente e puntuale di tutte le analisi sinora realizzate sul caso Oaxaca.
Il malcontento é sorto all’interno della comunitá italiana residente in Messico all’indomani dell’uscita di enormi cartelloni che oggi coprono l’orizzonte di Cittá del Messico, sui quali si rende noto che l’Italia é il paese “ospite” dell’iniziativa paradossalmente chiamata Humanitas organizzata da Ulises Ruiz. Il Festival in questione, é bene specificarlo, si inserisce nell’insieme di iniziative volto da un lato a promuovere il turismo e gli investimenti fuggiti l’anno scorso da Oaxaca; dall’altro, ad esorcizzare lo spettro dell’isolamento politico del governatore – cui lo hanno condannato un po’ tutti, compreso il suo partito di appartenenza, il PRI. Ed é evidente quindi, che gli italiani in Messico si siano infastiditi ed abbiano inviato inmediatamente una lettera ai giornali locali nella quale si legge che esiste un “profondo malessere per la partecipazione del nostro paese all’evento culturale Festival Humanitas”.
Ma di quale partecipazione stiamo parlando? Il disagio compare sui volti e si ascolta nella voce di chi, tra i funzionari dell’Istituto Italiano di Cultura, cerca di dare una speigazione. Il dialogo, ammettono, inizió oltre un anno fa, giusto qualche settimana prima che scoppiasse il conflitto sociale che sfoció nella creazione della APPO. Poi peró, nonostante la protesta si radicalizzasse cosí come la mobilitazione, nonostante cominciasse a scorrere sangue nelle strade di Oaxaca e nonostante fosse sempre piú evidente la pesante responsabilitá del governo locale, il dialogo proseguí. Passano i mesi e si giunge a febbraio di quest’anno. La fase é un’altra: la crisi é stata pacificata con la forza, decine di persone sono chiuse in carcere e Ulises Ruiz vende la versione della calma ritrovata e della pace sociale ristabilita. Una balla che nessuno crede. Eppure il direttore dell’IIC, Pier Augusto Petacco, ci crede o fa finta di crederci. In fondo, dice, “da un punto di vista ufficiale é tutto a posto [...] (Ulises Ruiz) sta facendo di tutto per risolvere i problemi, ci tiene a rifarsi una veriginitá politica, é il momento di mantenere una certa distanza ma non si puó prendere posizione contraria [...] da fonti ricevute si capisce che la situazione é normale”. Tanto ne é convinto che pensa di far tutto solo, non avvisare nessuno e coinvolgere l’Italia affianco dell’iniziativa culturale promossa dal governo di Oaxaca. Ma qualcosa sfugge e nell’invitare gli artisti italiani residenti in Messico a partecipare all’evento, incrocia sulla sua strada un ex partigiano della resitenza fiumana – oggi pittore di prestigio - che risiede in Messico da oltre quarant’anni, il quale, guarda caso, é membro del Comitato degli Italiani all’Estero (COMITES). Cosí, all’ordine del giorno di una riunione COMITES-Ambasciata, scoppia la bomba: l’Ambasciata cade dalle nuvole e prefisce declinare l’invito del governo di Ulises Ruiz e dá fiducia all’IIC perché l’Italia non si veda coinvolta nella vicenda. Ma Petacco continua sulla sua strada: non solo offre i contatti necessari perché il Ministero della Cultura di Oaxaca possa invitare artisti italiani provenienti direttamente dall’Italia – tra i quali figura la cantante Filippa Giordano, per citarne una -, ma va oltre ed invia le mostre fotografiche e pittoriche di Roberta Vassallo e Renato Guttuso, oltre alla mostra Pinocchio intorno al mondo di Mimmo Paladino.
Eppure l’Ambasciata smentisce la partecipazione ufficiale dell’Italia all’evento: non vi sará presente alcun funzionario della missione diplomatica italiana, non ci saranno discorsi ufficiali, niente tagli di nastri, niente lettere di accompagnamento. Peccato che oltre al sito di Internet dell’IIC - http://www.iic.org.mx/it/ - che diffonde la partecipazione di artisti italiani a Humanitas, lo stesso sito del Festival - http://www.humanitas.gob.mx/ - sia stato realizzato in spagnolo ed italiano, e l’Italia figuri come l’ospite d’onore delle evento.
Gli italiani che vivono in Messico oggi provano una certa indignazione per questa inopportuna associazione di idee e mandano una lettera ai giornali. La speranza, dicono, é che la leggano tutti a Oaxaca, perché “rifiutiamo che si associ il nome dell’Italia ad un governo come quello di Ulises Ruiz Ortiz che é coinvolto in innumerovoli omicidi e violazioni dei diritti umani ampiamente provati da organizzazioni nazionali ed internazionali”.

04 maggio 2007

Mujres migrantes, la faceta oculta y más desprotegida de la migración

El presente artículo fue publicado en el periodico mexicano La Jornada el día 4 de mayo de 2007

______________
Cuando hablamos de migración casi inevitablemente la mirada se voltea a ver las largas filas de hombres en el desierto, las masas de hombres amontonados sobre los barcos que cruzan el Mediterráneo. Casi nunca miramos a las mujeres. Y sin embargo, la migración femenina es un fenómeno que existe a pesar de no ser casi contemplado por la legislación nacional e internacional en materia. En muchos casos el fenómeno migratorio femenino siquiera aparece en las estadísticas que buscan explicar y analizar los fenómenos migratorios. Sin embargo en los últimos años la mujer cual sujeto social y humano ha cobrado autonomía no sólo de estudio, puesto que hasta hace poco se le consideraba acompañante (del varón, padre, hijo o esposo) sino que también autonomía de facto: las mujeres ya migran solas, de tal manera que EU ya no recibe sólo mexicanos varones.

En las recientes declaraciones del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, La Jornada, 7 de septiembre de 2006) se descubre un dato hasta hace poco años ignorado no sólo por los diferentes campos de estudio sino también por las autoridades migratorias mexicanas y estadounidenses: casi la mitad de los migrantes hacia EU en el año 2005 fueron mujeres.

Las mujeres mexicanas que migran son jóvenes, la mayoría, de no más de 30 años y viajan en búsqueda de trabajo o para reunificarse con el esposo o el padre que ya está del otro lado. En algunos casos, se ha detectado la expulsión de mujeres por razones ligadas a la violencia familiar. Por como se conoce el fenómeno, podríamos decir que hoy, a diferencia de las décadas pasadas, las mujeres no sólo migran hacia el norte, hacia la línea fronteriza, en búsqueda del trabajo en la maquiladora, sino que ya cruzan por su propia cuenta. A diferencia de los hombres, sin embargo, las mujeres en su mayoría encuentran manera de cruzar ya sea con documentos apócrifos o visas de turistas, para luego internarse al país y buscar la residencia. Ya observadas estas diferencias, lo que hay que señalar son las enormes diferencias de trato que reciben las mujeres migrantes con respecto a sus “colegas” de genero masculino. Antes que todo, el total estado de desprotección frente los abusos de carácter físico y sexual por parte de coyotes, pero también por parte de patrones en los lugares de trabajo, de colegas en los recorridos y autoridades policíacas. De la misma manera, una vez llegadas al lugar destino, las mujeres sufren una mayor exposición a los trabajos menos cualificados, forzosos, más expuestos y menos pagados (trabajos domésticos, entretenimiento, prostitución, maquiladora). En fin, en la falsa creencia de que las mujeres sean débiles e incapaces de imponer su propia dignidad, tanto en el marco jurídico como en el trato por parte de las autoridades se les asocia siempre, o casi, con la pareja o el padre creando vínculos de dependencia que las limitan en cuanto a la libertad personal y al ejercicio de sus propios derechos.

Sin embargo ver a las mujeres migrantes sólo en su viaje hacia el norte y en su exposición a la explotación en el lugar de destino nos haría perder otro aspecto fundamental del fenómeno migratorio femenino. Muchos estudios han tenido el merito de señalar la participación femenina a partir de las comunidades de origen de los flujos migratorios. Es ahí, en las comunidades que expulsan cada año cientos de hombres hacia el norte, en donde se quedan las mujeres, esposas, hijas o madres, que asumen la responsabilidad del hogar, del cuidado familiar y, en muchos casos, las responsabilidades laborales de cuidar la tierra o las actividades productivas remuneradas que sostienen la familia y la entera comunidad. La permanencia en la comunidad de origen, además de condenar a la mujer a la espera y a la asunción plena de todas las responsabilidades familiares, tiene a su vez repercusiones sicológicas importantes. Evelyne Sinquin Feuillye, estudiosa del tema, llama “la otra cara del dólar” las que considera repercusiones que la migración masculina tiene en la vida cotidiana de las mujeres en las comunidades de origen. Desde la dispersión del grupo doméstico, caracterizado por el abandono, el aislamiento, la soledad, hasta la sensación de engaño causada por la comunicación virtual permitida por el Internet o el teléfono, pasando por los conflictos entre esposas y madres de migrantes acerca del utilizo de las remesas, etc..

A la luz de cuanto dicho, resulta entonces de fundamental importancia analizar el tema y adecuar por un lado la legislación vigente, deficiente hasta ahora de un enfoque de género que proporcione sistemas de protección dirigidos hacia la mujer migrante; por el otro lado, adecuar la visión toda masculina del fenómeno migratorio que hasta ahora, si bien ha podido denunciar las injusticias que se generan a causa de la migración forzada hacia el norte en búsqueda de mejores condicioens de vida, no ha podido al contrario reconocer el esfuerzo de las mujeres que se quedan en las comunidades de orígen, de las mujeres que viajan y sueñan también una vida mejor, de las mujeres que han sido abusadas en la búsqueda de la felicidad en las tierras de destino.

02 maggio 2007

1 maggio nel continente americano

Il presnete articolo é stato pubblicato sul sito web di MeltingPot Europa, il 2 maggio 2007.
____________________

Primo maggio di mobilitazione americana, americana sul serio.
Se sul fronte latinoamericano, le manifestazioni si sono caraterizzate per la presenza ufficiale dei presidenti Hugo Chavez e Evo Morales, i quali hanno approfittato della data per confermare la conclusione dei programmi di nazionalizzazione del petrolio, sul fronte messicano e statunitense la situazione é un po’ piú complessa.
Negli USA si é ripetuta la mobilitazione migrante dell’anno scorso.
I numeri non sono stati gli stessi, vuoi per la campagna repressiva delle ultime settimane, vuoi perché l’aspettativa era minore, ai cortei hanno partecipato decine di miliaia di migranti. A causa della repressione che la polizia federale sta esercitando contro i migranti, latini soprattutto, le manifestazioni, in particolare quella di Chicago, la piú numerosa, si sono aperte con stricioni che denunciavano precisamente gli arresti, le espulsioni, le minacce, che il governo federale americano sta promuovendo contro questa forza politica e di lavoro migrante.

Oscar Chacón, coordinatore di Enlaces América, presente a Chicago, é entusiasta: “Non ci si aspettava tanta gente”, ammette. La repressione delle ultime settimane “ha fatto muovere le 350mila persone che oggi sono qui”, ma conferma anche le difficoltá di trovare il modo di canalizzare questa forza – che si é manifestata a New York, Milwaukee, Los Angeles, Washington, Houston, Detroit, Phoenix, Orlando, San Francisco e varie cittá del Texas, Carolina del Norte, Georgia – perché costituisca una forza politica permanentemente capace di esercitare pressione sul Congresso, difronte alla reale possibilitá di una riforma da piú parti attesa.
A questo proposito, é interessante sottolineare le sempre piú numerose voci che insistono affinché l’amministrazione Bush, dopo il disastro della politica estera, lasci almeno un segno positivo in politica interna con una buona ed efficace riforma migratoria.
I mesi sono pochi, presto comincierá la campagna per le presidenziali, per cui, al di lá dell’uscente George W. Bush, difficilmente repubblicani e democratici rischieranno misure radicali sul tema migrante. A questa realtá, si aggiunge il veto interposto da Bush, proprio il 1 maggio, alla legge - approvata dalla maggioranza democratica nelle due camere statunitensi – di rifanaziamento della missione in Irak. Il veto, annunciato da Bush giá nelle scorse settimane, giunge non tanto sulla quantitá di soldi destinati alla fallimentare guerra americana in medio oriente, quanto alla fissazione della data del primo ottobre prossimo per il ritiro delle truppe a stelle e strisce. “Un fallimento, porre data al ritiro, non solo darebbe l’immagine di un paese debole e irresponsabile, ma darebbe animo alla minaccia costituita dai terroristi”, afferma Bush.

A questo punto, appare evidente la connessione tra i due temi oggi al centro del dibattito: migrazione e guerra.

Per oltrepassare il veto, i democratici infatti hanno bisogno del voto repubblicano, il quale si potrebbe ottenere cedendo sulla riforma migratoria. Uno scambio per niente improbabile, a detta degli analisti messicani sul tema. Una connessione tra i due temi che non é solo questione legislativa : la libertá e il diritto migrante si intreccia con il diritto alla pace e la libertá dei cittadini iracheni, beffando la politica comunicativa di Bush che si era limitato a scambiare cittadinanza americana per forza di lavoro militare.

Sul fronte messicano, la situazione é forse ancor piú complessa.
Le manifestazioni del primo maggio a Cittá del Messico sono state almeno tre.
La prima è stata quella dei sindacati ufficiali, gli stessi da sempre collusi con la politica economica del governo di Calderón. Una manifestazione partecipata, ma che si é conclusa in venti minuti di discorsi.
Poi, la manifestazione dei sindacati cosidetti “indipendenti”, anch’esa molto partecipata e che si é conclusa con la richieste di salari dignitosi, protezione sociale e ripudio alla recente legge di privatizzazione del ISSSTE (la rete di sicurezza sociale del pubblico impiego).
Ed in fine, la manifestazione della Otra Campaña, che ha visto l’occupazione del centro da parte di numerose organizzazioni aderenti alla Sesta Dichiarazione della Selva Lacandona.

Per la prima volta, nella storia repubblicana messicana, il Presidente della Repubblica é stato assente alle celebrazioni ufficiali, marcando apparentemente un salto di qualitá democratico. ma in realtá, dando il chiaro segnale di abbandono del governo nei confronti del settore lavorativo messicano.
La politica ufficiale del governo, volta alla privatizzazione dei servizi pubblici e all’ingresso di nuove pratiche e relazioni lavorative, esclude il mondo sindacale.
All’interno di questo, la frammentazione é totale.
Mai come oggi, il mondo sindacale é diviso tra coloro, la maggior parte, che sostengono la politica governativa e coloro che vi si oppongono.
Ma l’opposizione non é facile, in Messico si reprime, si spara e si uccidono sindacalisti con una facilitá tale da rendere sempre piú difficile un’azione di opposizione efficace.

Positiva invece la mobilitazione nella cittá di Oaxaca, dove centinaia di migliaia di cittadini – maestri e semplici cittadini hanno occupato per tutta la giornata la piazza centrale della cittá, lo zocalo, per la prima volta dopo la dura repressione del 25 novembre scorso.
Gli studenti hanno occupato le istallazioni di Radio Universidad - con la promessa di abbandonarle il giorno 2 maggio.

Ma il dato realmente importante della mobilitazione sindacale é lo sciopero generale indetto per il 2 maggio in ripudio alla menzionata legge di riforma del sistema pensionistico dell’ISSSTE. Uno sciopero a cui hanno rinunciato all’ ultima ora alcuni dei piú importanti sindacati indipendenti, ma che non ha per questo evitato di sortire effetto. I maestri, il gruppo piú numeroso che partecipa nello sciopero, é riuscito a chiudere praticamente tutte le scuole della capitale - comprese le tre grandi universitá - a bloccare numerose vie di comunicazione, a chiudere i caselli autostradali e a permettere il libero e gratuito transito, ed è riuscito poi a manifestarsi difronte i ministeri del Lavoro, degli Interni e della Pubblica Istruzione.
Le richieste, oltre alla deroga della riforma pensionistica, riguardano la liberazione dei prigionieri politici sparsi nel paese e il miglioramento salariale.

I maestri lanciano l’ultimatum: 15 giorni per soddisfare le richieste, altrimenti sará la mobilitazione totale.

 
Sitemap